No hay ...


No hay maestro iluminado, ni enseñanza, ni dharma, ni transmisión.

No hay buscador, ni ataduras, ni condicionamientos, ni camino, ni meta, ni logro, ni estabilización, ni profundización, ni asimilación, ni transformación, ni purificación, ni crecimiento, ni desarrollo, ni despertar, ni liberación.

No hay nada que obtener de los libros, frases o retiros.

No hay nada que ganar con la meditación, tranquilidad, silencio, renuncia, amor incondicional, servicio desinteresado o buenas obras.

No hay un valor intrínseco en las visiones, experiencias místicas, poderes sobrenaturales, recepción de divinos favores, iniciaciones y similares.

No hay karma, ni mérito, ni pecado, ni virtud, ni destino, ni deber. No hay pasado, ni presente, ni futuro, ni tiempo, ni espacio, ni causalidad, ni mundo, ni cuerpo, ni mente, ni alma, ni individuo, ni persona, ni tú, ni yo.

Ninguna de estas cosas tiene realidad o sustancia alguna. Son puramente conceptuales, meras apariencias en la imaginación. Mira hacia adentro, sólo hay presencia consciente.

Mira hacia afuera, sólo hay la misma presencia consciente. Es inmutable, indivisa, total, suficiente, llena, completa, siempre nueva y siempre presente.

Tú eres eso y nada más que eso.

JOHN WHEELER
Leído en http://www.unasolaesencia.com/
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...