Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2009

El gurú vivo

Sri Sadhu Om (discípulo de Sri Ramana durante 5 años) decía a menudo que ningún discípulo verdadero de Sri Ramana puede ser un gurú, debido a que solo Sri Ramana es el gurú de todos aquellos que son atraídos por sus enseñanzas. Siempre que alguien le preguntaba si no es necesario para nosotros tener un «gurú vivo», Sri Sadhu Om solía reírse y decir, «sólo el gurú está vivo, y todos nosotros estamos muertos», y explicaba que el gurú real no es un cuerpo físico, sino el espíritu siempre-vivo, la consciencia de ser infinita que existe dentro de cada uno de nosotros como nuestro propio sí mismo verdadero.

La Felicidad y el Arte de Ser
Michael James

Sri Sadhu Om

El ego es el ego

¿Qué es el ego? El ego es el ego. Es zazen... como en la frase de Sócrates:"Conócete a ti mismo". Siempre digo que hay que comprender el ego, pero... realmente no hay ego, no hay sustancia en el ego. ¿Dónde podemos situar esta sustancia? ¿En la nariz, en el cerebro, en el ombligo, en la cabeza? Es difícil. ¿En el espíritu? ¿Qué es el espíritu? Esta pregunta es un problema, el mayor problema de la psicología, de la filosofía y de la religión. He explicado que no tenemos numen. El ego cambia de un instante al otro. Hoy no es el mismo que ayer... Nuestro cuerpo cambia, nuestras células también. Cuando se toma un baño, por ejemplo, todas las células muertas de la piel se van por el desagüe. Nuestro cerebro y nuestro espíritu cambian. No son los mismos desde la infancia hasta la madurez. ¿Dónde existe el ego? Es uno con el cosmos. No es solamente el cuerpo o el espíritu. Nuestro ego es Dios, Buda, la fuerza cósmica fundamental. Encontrar la verdadera eternidad no es egoísta, es l…

Al fin voy de regreso a mi Casa

En los caminos del tiempo, por incuria caí muchas veces en los abismos del error. Pero siempre me rescató Tu invisible mano redentora, ¡oh Señor!

Durante largo tiempo he venido urdiendo un mundo de obstáculos entre Tú y yo: tapiadas chozas de desaliento; alambradas de hábitos; murallas de indiferencia; montañas de desidia, y mares de ingratitud.

Pero ahora mi corazón está henchido de divina resolución ¡oh Espíritu!, y aunque los dioses me ofrecieran millones y millones de años de dicha terrenal sin límite, el señuelo, sin Autorealización, no me tentaría a abandonar mi búsqueda de Tí.

¡Fuera de mi camino, obstáculos! ¡Abridme paso, que voy de regreso a mi Casa!


Paramahansa Yogananda
Susurros de la Madre Eterna

Cantos Místicos de Lalla

1.-
Por una práctica asidua,
aquello que se ha desplegado ampliamente se reabsorbe,
aquello que está dotado de forma y cualidades
con el vasto Vacío se ha íntimamente fundido,
incluso el Vacío ha desaparecido,
solo queda entonces lo Inefable.
Tal es, oh Brahmin, la Verdad a obtener.

3.-
No hay ni Tu ni yo, ni contemplado ni contemplación,
solamente, Aquel que todo ha creado, y en el olvido se ha perdido.
Si los ciegos ahí no ven nada profundo,
los sabios, que lo supremo han reconocido,
en Él se han fundido.

5.-
Oh alma mía. Por ti lloro.
Porque la atracción del mundo, ese fruto de la ilusión,
te ha tocado en suerte.
Pues, ni siquiera la sombra de aquello a lo que te apegas
al final estará cerca de ti.
La verdadera naturaleza del Ser
¡ay! ¿por qué la has olvidado?

78.-
Cuando poco a poco pude de mi mente detener
sus procesos y pensamientos,
la lampara para mi se encendió,
mi naturaleza real se mostró.
En las tinieblas de mi alma
me agarré a lo Real ,
y entonces, como una compuerta,
hasta lo lejos difundí mi íntima …

¿Cómo podré, ¡oh, hermano!, renunciar a Maya?

5. ¿Cómo podré, ¡oh, hermano!, renunciar a Maya?
Cuando deshice el nudo de mis cintas todavía se me quedó más sujeto el vestido; cuando me quité el vestido, aún me cubrían el cuerpo sus pliegues.
Y así, cuando abandono mis pasiones, mi cólera persiste.
Y cuando renuncio a la cólera aún queda la envidia.
Y cuando venzo a la envidia todavía persisten mi vanidad y mi orgullo.
Cuando el espíritu se libera, arrojando a Maya, aún se queda prendido en la letra.

Kabir dice:
Óyeme bien, querido Sadhu: la verdadera senda no es fácil de encontrar.

6. La luna brilla en mi interior; pero mis ojos ciegos no pueden verla.
La luna está en mí, lo mismo que el sol. Sin que lo toquen, el tambor de la eternidad resuena en mi interior; pero mis oídos sordos no pueden oírlo.
Así, en tanto que el hombre reclame el Yo y lo Mío, sus obras serán como cero. Cuando todo amor del yo y de lo mío haya muerto, entonces es cuando se consumará la obra del Señor.
Que el trabajo no tenga otro afán que el conocimiento.
Alcanzado…

Sobre el Amor

Amas aquello que eres, tu verdadero yo, y todo cuanto haces lo haces por tu felicidad. Hallarlo, conocerlo, amarlo es tu impulso básico. Desde tiempo inmemorial te has amado a ti mismo, aunque no con sabiduría. Pon tu cuerpo y tu mente con sabiduría al servicio del yo, eso es todo. Sé fiel a tu propio yo, ámalo de manera absoluta. No simules, no pienses que amas a los otros como a ti mismo. A menos que los hayas percibido como uno contigo, no puedes amarlos. No pretendas ser lo que no eres, no rehúses ser lo que eres. Tu amor hacia los otros es el resultado del autoconocimiento, no su causa. Ninguna virtud es genuina sin conocimiento de sí mismo. Cuando tengas un conocimiento cierto de que la vida misma fluye a través de todo lo que es, de que eres esa vida, lo amarás todo de manera natural y espontánea. Cuando te percatas de la profundidad y de la plenitud de tu amor por ti mismo, sabes que todo ser sensible y el universo entero están incluidos en tu afecto. Pero cuando ves cualquier…

El nacimiento según Shri Sadguru Siddharameshwar Maharaj

¿Por qué ha aparecido en un ser humano la ilusión «Yo soy el cuerpo»? ¿Cuál era la condición del ser humano cuando nació? ¿Cómo desarrolló esta idea de «yo» y «mío»? ¿Era su condición en el mundo, libre de todo miedo? Si no era así, ¿por quién y cómo fue ayudado a deshacerse de ese miedo? Primero, debe meditarse sobre todo esto.

Primeramente, el ser humano yacía enrollado en un pequeño espacio dentro de la matriz de su madre. Cuando nació, entró en este mundo sin límites, abrió ligeramente sus ojos y miró alrededor. Al ver el inmenso espacio y la tremenda luz, sus ojos se agrandaron y se llenó de estupefacción. «¿Adónde he venido solo? ¿Quién va a darme apoyo? ¿Cuál va a ser mi suerte?» Este tipo de miedo surgió en su mente. Inmediatamente después del nacimiento, con el primer choque, comenzó a llorar. Después de un ratito, se le dio una gota de miel para chupar. Con esto se sintió aliviado, pensando que todo iba bien y que tenía el soporte de alguien; así pues, se calmó. Pero este pri…

Sobre la Realidad

El mundo no [es] nada más que una forma [compuesta] de cinco [tipos de] percepción sensorial [visión, sonido, olor, sabor y tacto]. Esos cinco [tipos de] percepción sensorial son objetos [conocidos] por [nuestros] cinco órganos de los sentidos. Puesto que solo [nuestra] mente conoce el mundo a través de [estos] cinco órganos de los sentidos, di, sin [nuestra] mente, ¿hay [alguna cosa tal como un] mundo?

Ulladu Narpadu
Sri Ramana Maharshi


La realidad es construida. No existe algo allá afuera llamado realidad. La realidad sucede en la experiencia. ¿Existe, por ejemplo, algo intrínsecamente verde? El verde existe en tanto lo creamos. Quizá alguien pueda afirmar que es una longitud de onda de ciertas características. ¡Claro! porque tenemos instrumentos que tienen condiciones para detectar "esa" longitud de onda, como tenemos conos (receptores del color) que detectan ese color. Pero lo que vemos es una longitud de onda que está relacionada a los fotopigmentos que tenemos en los fot…