Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2009

Nuestro mundo es sostenido por tres columnas

Nuestro mundo es sostenido por tres columnas: tiempo, espacio y causa y efecto. Pero ¿de dónde provienen el tiempo y el espacio? Y ¿quién hace la causa y el efecto? El tiempo, el espacio, la causa y el efecto están creados por el pensamiento. Nuestro pensamiento lo hace todo. De modo que las tres columnas que sostienen el mundo están creadas por nuestra mente.

Pero si nuestra mente desaparece, entonces el pensamiento desaparece. Si el pensamiento desaparece, el tiempo, el espacio y la causa y el efecto desaparecen: entonces el mundo del vacío aparece. Vacío... completamente vacío. Otro nombre para el "mundo del vacío" es Substancia. Esta es la Substancia de todo el universo: la substancia del ser humano, la substancia del perro, la substancia de todas las cosas.

Los diez mil dharmas vuelven al Uno. Este Uno ¿de dónde proviene? Durante las entrevistas todo el mundo golpea el suelo: ¡BOOM! Todo se vuelve un punto: sin nombre, ni forma, ni espacio, ni causa, ni efecto, ni tiempo.…

Lo que buscamos no existe

La autoconmoción “yo” es la semilla y el conocimiento es el árbol…˜ pero ninguno de los dos es por sí mismo…˜ La autoconmoción “yo” es la propia sorpresa de saberse ser…˜ Lo que quiera que uno es…˜ es antes de que se produzca esta autoconmoción que nos lleva a saberlo…˜ Una vez abierta esta semilla de la autoconmoción “yo”…˜ se expande en conocedor y conocido…˜ Esta expansión constituye el árbol del conocimiento…˜ pero el árbol del conocimiento está hecho sólo de palabras…˜ Al nombrar algo…˜ ese algo parece venir a la existencia…˜ Al nombrarnos a nosotros mismos “cuerpo”…˜ aceptamos que el nacimiento es algo que nos ha producido…˜

Cuando aceptamos un método para llegar a saber quién somos…˜ damos la espalda a quien somos y buscamos en el océano de nuestras propias palabras…˜ El camino para encontrarnos…˜ abierto así ante nosotros…˜ no tiene fin…˜ Cuanto más avanzamos más se aleja el horizonte…˜ Las palabras no pueden darnos una descripción del modelo de lo que buscamos…˜ porque lo que …

Entre tú y yo

Entre tú y yo se interpone un “ego” que me atormenta.
¡Concédeme la gracia de arrancar ese ego de entre nosotros!
Yo soy aquel a quién amo, y aquél a quién amo soy yo.
Somos dos espíritus en un solo cuerpo.
Si tú me ves a mí le ves a él.
Y si le ves a él, nos ves a ambos.




Con el ojo del corazón vi a mi Señor
Y Le dije : ¿Quién eres Tú? El me dijo: ¡Tú!
Pues por Ti “donde” no es un lugar
Y allá donde Tú estás no hay un “donde”
De Ti la imaginación no tiene imagen
A fin de que pueda saber dónde estás Tú
Tú que contienes todo “donde”
A la manera de “no dónde”, ¿dónde entonces estás Tú?


Al Hallaj






Poemas completos Aquí
Sobre el llamado Cristo del Islam Aquí



Sólo busca ...

Sólo busca al Señor de la Casa
quien ya ha sido encontrado por Él.

Pedro Rodea

¿Qué nos queda por hacer?

¿Qué nos queda por hacer?
Tan sólo las maletas,
ir a la estación sin ellas,
subir al tren
y despedirnos de nosotros mismos.
Exacto: ésa es la única práctica, si es que hay alguna.

Wei Wu Wei (Terence Gray)
Secreto Abierto

El mensaje principal

EL MENSAJE PRINCIPAL es absolutamente claro:
este mundo entero es Dios,
Primero, esparce tu ego a los vientos,
Luego pasarás la prueba crucial.
Es la única cosa decisiva.
Conocer el ser absoluto.

Dice Tuka: cuando la mente explota
no hay ni causa ni efecto.

Tukaram



Para leer más Aquí. Y también otro poema de Tukaram que fue una de mis primeras entradas: Aquí

Presentir la propia naturaleza

Presentir la propia naturaleza verdadera de uno es lo que es llamado la gracia de Dios…˜ Dios es otro nombre para la verdadera naturaleza de uno.

Pedro Rodea

El amor adváitico

Intentaré describir este amor. Yo te amo amada mía, sin ningún ‘por qué’ más allá de mi amor y sin ningún ‘por qué’ detrás de mi amor; te amo simplemente en cuanto que descubro en ti al Absoluto —aunque no como objeto, naturalmente, sino como al mismo sujeto que ama en mí. Te amo con un amor único y total que es la corriente del amor universal que pasa a través de ti, por así decirlo, porque en mi amor por ti el amor universal se despierta y encuentra su expresión. Te amo en cuanto que eres —es decir en la medida en que tú eres realmente— el Absoluto. No te amo a causa de mi mismo. Esto es esencial: Todo amor egoísta es incompatible con el advaita; todo tipo de concupiscencia, sea ella deseo de placer, de satisfacción, de seguridad, de consuelo o similar, está excluido. Amarte por mí mismo equivaldría a la peor forma de idolatría: la egolatría. Todo amor que mire a enriquecerme, a completarme, que —en una palabra— mire hacia mí, puede ser quizás un amor humano y también bueno, pero no…

Poema de la Confianza en la Mente Pura (Extractos)

La Gran Vía no es difícil, pero hay que evitar tener preferencias.
La Vía es clara cuando amor y odio no están presentes.
Todo lo dual proviene del Uno,
pero no te apegues al Uno.
En la unidad del vacío,
sujeto y objeto son indistinguibles y contienen el mundo entero.
La Gran Vía no es fácil, no es difícil,
pero la duda y la prisa son grandes obstáculos.
Quietud e inquietud son ilusorias,
En la iluminación no hay apego o aversión.
Cuando vemos la esencia única en todas las cosas,
nos liberamos de todas las ataduras.
Cuando la dualidad desaparece, la misma unidad desaparece.
Nada puede describirlo.
Todo está vacío, claro y luminoso por sí mismo.
Este mundo, en el que las cosas son tal cual son, el intelecto no lo alcanza.
Ni existente, ni no existente.
En todas partes y siempre delante de nuestros ojos.
Uno en todas las cosas.
Todas las cosas Uno.
Más allá del lenguaje,
Ni pasado, ni presente, ni futuro.
Seng-Ts’an
(Tercer Patriarca Chan)