No hagas nada. Descansa.


Tu eres tu propia barrera ... sáltala desde dentro!
Hafiz

Simplemente
siéntate aquí, ahora.
No hagas nada. Descansa.
Porque
tu separación de Dios
es el trabajo más arduo del mundo.
Hafiz

Dios hizo una estatua de barro. Moldeó el barro a su semejanza. Quería insuflar alma a esta estatua. Pero el alma no se dejaba atrapar. Pues reside en su naturaleza el deseo de ser volátil y libre. No quiere estar limitada ni atada. El cuerpo es una prisión, y el alma no quiere entrar en esa prisión. Entonces Dios pidió a sus ángeles que tocaran música. Y al tocar los ángeles, el alma se sintió extasiada. Quería experimentar la música de un modo más directo y claro, y por eso entró al cuerpo. Hafiz dice así: “La gente dice que el alma, al escuchar esta canción, entró al cuerpo. Pero en realidad el alma misma es la canción".
Hafiz
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...