Experiencia de unificación mística



Me desprendí de mi nafs (ego) como la serpiente se despoja de su piel; luego consideré mi esencia, y he aquí que mi yo: ¡es Él!

Abú Yazid Bistami

Al-láh me dio las alas de la Majestad, de modo que volé en las arenas de su Gloria y contemplé las maravillas de Su obra, viéndome desvalido, Al-láh me fortaleció con su fortaleza y me adornó con sus adornos, después, puso sobre mi cabeza la corona de la munificencia y abrió la puerta del palacio de la unidad. Al-láh me dijo entonces: '¡Oh Yo!' y le respondí: '¡Oh Señor! no me engañes en mi ego'. Dijo luego Al-láh: '¡Oh Tú!' y fui enteramente agitado por las agonías de la separación. Entonces, Al-láh vio sobre mí con su ojo de poder y me aniquiló por completo en Su esencia. Vi que yo existía a través de Él y permanecía sin alma ni cuerpo, como alguien que está muerto, hasta que Él me resucitó con Su vida y me dijo: '¡Oh Tú!', y sin vestigio alguno de separación en mi conciencia, emergió de mis labios la respuesta del ser uno: '¡Oh Yo!

Abú Yazid Bistami
(Maestro de la llamada "Vía de la Ebriedad")
Fuente: WebIslam: Beyazid Bistami, sultán de los gnósticos
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...