Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2010

Los cuatro estados

El Yo puro tiene cuatro aspectos:


El primero es el estado de vigilia,
en el que se experiencia la realidad común para todos
y en la que la atención se dirige hacia afuera,
disfrutando del mundo en toda su diversidad.

El segundo es la experiencia de mundos subjetivos,
como ocurre en el soñar.
Aquí la atención se dirige hacia el interior,
fascinada por las sutiles creaciones de la mente.

La tercera es el sueño profundo,
el descanso de la mente,
en la que la atención se encuentra suspendida.
Este estado más allá de toda dualidad,
del cual emergen todas las ondas de pensamiento,
es gozado por los Iluminados como un océano de silencio y felicidad.

El cuarto, dicen los sabios,
es simplemente el puro Yo
que mora en el corazón de todos.
Es el Señor de todo,
Aquél que Todo lo ve,
Origen y Meta de todo.
No es consciencia exterior,
ni consciencia interior,
ni es la suspensión de la consciencia,
ni es saber,
ni es no saber,
ni es el conocimiento mismo.
No puede ser visto, ni comprendido,
ni puede…

Inútil preguntar por qué

La verdad está más allá de las palabras. No admite explicación. Todo lo que es posible hacer es indicarla.
Sri Ramana Maharshi
Inútil preguntar por qué,
inútil querer comprender por qué.
Es más, insondablemente más,
reposar completamente en Ti que comprenderte.
Es más, insondablemente más,
olvidarse completamente en Ti,
que jugar al juego imposible de tu conocimiento.

Mucho más que saber, mucho más que comprender.
¡Oh Madre!, la insondable paz de tu contacto,
¿qué más queda que saber, qué más queda que comprender?
Este amor perfecto, este encaje delicado.
¡Oh Madre!, abandonar tu seno felizmente es imposible.

¿Cuánto va a durar que yo sepa, que yo comprenda?,
sólo hasta que te toco, Madre, sólo hasta que te siento,
sólo hasta que te veo, sólo hasta que te escucho.
La inmediatez de tu presencia calma totalmente mi corazón.

¡Oh Madre!, ¿por qué hablar como si yo supiera?
Tú misma has hecho de ti misma este juego de madre y niño.
La madre absolutamente estéril del hijo que jamás ha nacido,
la negra, la obs…

Conocer la mente

La gnosis significa conocer la gota en el océano y el océano en la gota.
Shāh Nematollāh Wali

Observe su mente, observe cómo llega a ser, cómo funciona. Al observar su mente se descubre a sí mismo como el observador. Cuando permanece tranquilo, únicamente observando, se descubre a sí mismo como la luz que está tras el observador. La fuente de la luz es oscura, la fuente del conocimiento es desconocida. Sólo esa fuente es. Vuelva a esa fuente y permanezca allí. No está ni en el cielo ni en el éter que todo lo impregna. Dios es todo lo que es, grande y hermoso. Yo no soy nada, no tengo nada, no puedo hacer nada. Sin embargo todo sale de mí. La fuente soy yo, la raíz, el origen soy yo.

Cuando la realidad estalla en usted, puede llamarla experiencia de Dios. O más bien, es Dios experimentándolo a usted. Dios lo conoce cuando usted se conoce a sí mismo. La Realidad no es el resultado de un proceso: es una explosión. Definitivamente está más allá de la mente, pero lo único que usted puede hace…

Ser alguien

¿Por qué pretender ser alguien en esta aldea? Lo único que te distingue, es no ser nada en absoluto. Es mejor que cualquier honor. Puedes pensar que eres algo, pero ese algo es nada. ¿Piensas que vales algo? ¡También lo hacen los puntos en un dado!
Hakim Sanai
Entonces, ¿estás pensando en la búsqueda en este momento? ¿Te vienen pensamientos del tipo "no acabo de cogerlo" o "sigo sin saber cuál es mi verdadera naturaleza"? Y el pensamiento: "Ya no tengo que pensar así", ¿Lo estás pensando ahora?

Pues bien, esos pensamientos surgen porque tienen que surgir, el secreto está en que sólo son pensamientos; pensamientos sobre una meta futura. Pero no hay meta alguna. No hay más que pensamientos sobre una meta. Lo que sucede es que los pensamientos sólo apuntan a más pensamientos. ¡Menudo círculo vicioso tan maravilloso forma todo esto, vaya carrusel! Los pensamientos nunca dejan de existir. No creas a quienes te digan que han dejado de pensar: un pensamiento es el único c…

Cometí cuatro errores

"La percepción de la no-percepción es percepción" Abû Bakr Cometí cuatro errores en las etapas preliminares de este camino: crei que yo Lo recordaba, que yo Lo conocia, que yo Lo amaba, y que yo Lo buscaba, pero cuando lo alcance, vi que Su recuerdo de mi anticipaba mi recuerdo de El, que Su conocimiento de mi anticipaba mi conocimiento de El, que Su amor hacia mi era mas antiguo que mi amor hacia El, y que El me habia buscado para que yo pudiese empezar a buscarlo.

Tayfur Abu Yazid al-Bistami

El conocedor, el conocimiento y lo conocido

El Ser es el Océano, la Palabra la orilla, las conchas son las letras y las perlas el conocimiento del corazón. Mahmud Shabistari
Cuando el conocedor, el conocimiento y lo conocido se funden en la unidad el estado permanente que resulta es la liberación del miedo, de ahí que se le conozca como liberación. Jñana, la sabiduría suprema, es el estado libre de pensamiento, deseo y voluntad,  por tanto, también de la ignorancia. Se trata del estado original del conocedor, que sólo pasa inadvertido por la falta de familiaridad con él; y seguiría pasando inadvertido a las personas de no ser por las persistentes indicaciones de los maestros y las escrituras. El Sí Mismo es inteligencia abstracta libre de pensamientos. Conocedor, conocimiento y objeto conocido no tienen realidad independiente. Sólo cuando se destruye su diferenciación, su naturaleza auténtica se hace evidente para la conciencia no-dual, que, de nuevo, no es otra que el estado de emancipación.

No hay diferencia entre los tres mom…

Nuestra verdadera imagen

Un día el Sol admitió: Soy sólo una sombra. Me gustaría descubrirte la infinita incandescencia que creó mi luminosa imagen. Me gustaría descubrirte, cuando estás solo o en la oscuridad, la deslumbrante luz de tu propio ser. Hafiz
¿Qué enseña Maharaj? Como a menudo él mismo dice, todo lo que hace es presentarnos un espejo espiritual en el cual podamos, si queremos hacerlo seriamente, ver nuestra verdadera imagen. Si nos aventuramos a hacerlo, su enseñanza básica podría, quizás, resumirse como sigue:

El universo entero existe sólo en la consciencia, mientras que el Jnani tiene su morada en lo Absoluto. En lo Absoluto —eseidad pura— no hay consciencia de «yo soy» y es anterior a los pensamientos y a las palabras. Luego, sin ninguna razón aparente, de manera espontanea la consciencia se convierte en existencia. En la consciencia el mundo aparece y desaparece. Todo lo que es, es Mí mismo, todo lo que es, es Mío. Antes de todos los comienzos, después de todos los finales, Yo Soy. Acontezca lo que aco…

Tú no te despiertas

Tú no te despiertas, lo que está despierto desde siempre se hace consciente de sí mismo. Tú eres lo que está eternamente despierto. Adyashanti
Desde siempre y ahora mismo, ese "tu" que constituye el núcleo de tu vida es sólo una idea, un fantasma, un pensamiento. Desde siempre y ahora mismo, la vida representa su propio papel a la perfección y no eres tú el que lo hace. Ahora y siempre existe la liberación del lastre de la volición. Ahora mismo y siempre está uno liberado de "si mismo".

Jeff Foster
La vida sin centro