Nuestra verdadera imagen



Un día el Sol admitió:
Soy sólo una sombra.
Me gustaría descubrirte
la infinita incandescencia
que creó mi luminosa imagen.
Me gustaría descubrirte,
cuando estás solo o en la oscuridad,
la deslumbrante luz
de tu propio ser.
Hafiz

¿Qué enseña Maharaj? Como a menudo él mismo dice, todo lo que hace es presentarnos un espejo espiritual en el cual podamos, si queremos hacerlo seriamente, ver nuestra verdadera imagen. Si nos aventuramos a hacerlo, su enseñanza básica podría, quizás, resumirse como sigue:

El universo entero existe sólo en la consciencia, mientras que el Jnani tiene su morada en lo Absoluto. En lo Absoluto —eseidad pura— no hay consciencia de «yo soy» y es anterior a los pensamientos y a las palabras. Luego, sin ninguna razón aparente, de manera espontanea la consciencia se convierte en existencia. En la consciencia el mundo aparece y desaparece. Todo lo que es, es Mí mismo, todo lo que es, es Mío. Antes de todos los comienzos, después de todos los finales, Yo Soy. Acontezca lo que acontezca, Yo debo estar aquí para presenciarlo. Por lo tanto, no es que el mundo no exista, el mundo aparece en la consciencia, la cual es la totalidad de lo conocido en la inmensidad de lo no conocido. Lo que comienza y acaba es mera apariencia. Del mundo puede decirse que aparece pero no que es.


Ramesh S. Balsekar
en el Prólogo de Semillas de Conciencia
Nisargadatta Maharaj
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...