Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2010

Los cabos sueltos

Resulta un tanto surrealista: hete aquí a la Conciencia fluyendo, aparentemente fingiendo que ha olvidado quién es, cuando aquí es completamente obvio quién es. El sueño carece de convicción, de credibilidad, y hay un constante asombro ante el hecho de que nadie ve lo falsa que es esta ilusión y lo apuntalada que está en verdad. Lo cierto es que la ilusión está llena de agujeros y de indicios sospechosos. Tiene las mismas inconsistencias y cabos sueltos que cualquier sueño. Hay muchos momentos al día en que el velo se descorre y la ilusión se delata, pero nadie se da cuenta porque todo el mundo está condicionado para parchear los lapsus y evitar que se desplome todo el castillo de naipes. "¿Viste eso? No. Ah, yo tampoco". "¿Qué fue eso? Oh, vale, nada. Era un sinsentido". La verdad es que todo es una locura, aunque bastante consistente e incluso entrañable en cierto modo.
David Carse Perfecta Brillante Quietud

Yo no he realizado

8 de septiembre de 1936 Las señoras Gulbai y Shirinbai Byramji, dos damas parsis, estuvieron haciendo preguntas sobre un punto central. Todas sus preguntas equivalían a una.

—Yo comprendo que el Sí mismo está más allá del ego. Mi conocimiento es teórico, no práctico. ¿Cómo obtendré la realización práctica del Sí mismo?

Maharshi: La realización no es nada nuevo que tenga que ser obtenido. Ya está aquí. Todo lo que se necesita es librarse de este pensamiento: «Yo no he realizado».

D.: Entonces, uno no necesita intentarlo.

Maharshi: No. La quietud de mente, o paz, es realización. No hay ningún momento en el que el Sí mismo no sea.
Conversaciones con Sri Bhagavan Ramana

La eterna Conciencia de plenitud

D.: ¿Entonces yo no he nacido? M.: Mientras se considera el cuerpo, el nacimiento es real. Pero el cuerpo no es «yo». El Sí mismo no nace ni muere. No hay nada nuevo. Los Sabios ven todo en el Sí mismo y del Sí mismo. En el Sí mismo no hay ninguna diversidad. Por lo tanto, no hay ni nacimiento ni muerte. Ramana Maharshi
No soy el pensamiento, la memoria o la razón. No soy un yo psicológico ni un yo sensorial. No soy el aire ni la luz, ni la tierra ni el cielo. Soy Shiva, sólo Shiva, la eterna Conciencia de plenitud.
No soy las energías vitales ni las emociones. No soy el agua ni los demás elementos. No soy los cinco cuerpos o envolturas del Ser. No soy la palabra. No soy la mano, el pie ni los demás órganos. Soy Shiva, sólo Shiva, la eterna Conciencia de plenitud.
No soy afecto, ni odio, ni codicia, ni apego ni orgullo ni vanidad. No soy el bien ni el objeto de deseo ni la atadura ni la liberación. Soy Shiva, sólo Shiva, la eterna Conciencia de plenitud.
No soy el mérito ni la culpa, ni dicha ni d…

Cuando las preguntas desaparecen

Cuando todas las preguntas que usted tiene se vuelven una sola, su pregunta, esa pregunta luego debe detonar, explotar y desaparecer totalmente, dejando solo un organismo biológico funcionando armoniosamente, libre de la distorsión y la interferencia de la estructura separativa del pensamiento. UG Krishnamurti

Siempre está brillando

Interlocutor: Se puede tener una experiencia temporal del Ser, de la realidad subyacente, pero dicha experiencia acaba esfumándose. ¿Puedes darnos algún consejo para conseguir estabilizar ese estado?
Annamalai:Es posible que la vela se apague si hace demasiado viento. Si quieres que dé luz otra vez, tendrás que volverla a encender. Pero el Ser no es así. No es una llama que pueda apagar el viento de los pensamientos y de los deseos, sino que siempre está brillando, resplandeciendo; siempre reluce. Si no eres consciente del Ser quiere decir que lo has ocultado con una cortina o con un velo que te impide verlo, pero el Ser no se esconde detrás de ninguna cortina. Eres tú quien corre esa cortina al creerte toda una serie de ideas que no son ciertas. Si una cortina se abre, pero se vuelve a cerrar después, quiere decir que aún te crees toda una serie de conceptos equivocados pero, cuando los erradiques por completo, no volverán a aparecer. Mientras sigan ocultando al Ser, seguirás necesita…

Todo lo que necesitas es comprender

Interlocutor: Las palabras deben servir como un puente para cruzar.
Maharaj: Las palabras se refieren a un estado de la mente, no a la realidad. El río, las dos orillas, el puente a través —todos éstos están en la mente. Las palabras solo no pueden llevarle a usted más allá de la mente. Debe haber el inmenso anhelo de la verdad, o la fe absoluta en el Gurú. Créame, no hay ninguna meta ni ninguna vía para alcanzarla. Usted es la vía y la meta, no hay nada más que alcanzar excepto usted mismo. Todo lo que necesita es comprender y la comprensión es el florecimiento de la mente. El árbol es perenne, pero la floración y la fructificación vienen en su estación. La estaciones cambian, pero no el árbol. Usted es el árbol. Ha producido innumerables ramas y hojas en el pasado y puede producirlas también en el futuro —sin embargo usted permanece. Debe conocer no lo que fue o lo que será, sino lo que es. El suyo es el deseo que crea el universo. Conozca el mundo como su propia creación y sea libre…

¿Qué significa la iluminación?

¿Qué ribera quieres alcanzar, corazón mío? Ningún viajero ante ti. Ningún camino.
Kabir dice:
Rechaza toda imaginación y fortalécete en lo que eres.
Iluminación significa liberarse de la creencia en la proyección ilusoria de la mente. La confusión es causada por la identificación natural del Ser con el cuerpo y la mente, que también se llama ego. Cuando la mente está firmemente establecida en el estado de conciencia sin esfuerzo, libre de la identificación con la personalidad, esto se denomina iluminación o liberación. El juego de la vida continúa, pero ahora está siendo experimentado con un profundo sentido del espacio interior, con desapego sereno y libertad.
Hay muchos mitos culturales acerca de la iluminación, pero la explicación más clara que puedo ofrecer, es que la iluminación o liberación se refiere al conocimiento de sí mismo, el estado más simple y más natural del Ser.
Mooji


¿No tenemos realmente control sobre nada?

Pregunta: Estimado Francis, ¿Por qué la Presencia elije “olvidarse temporalmente de sí misma jugando al juego de la ignorancia? ¿Realmente no tenemos control sobre nada?
Bendiciones a todos, Sattva.

Estimada Sattva,
¿Por qué disfrutamos viendo películas o escuchando música? ¿Compartiendo palabras y gestos tiernos? ¿Contando chistes? ¿Debería siempre haber una explicación estrecha, racional y utilitaria para todo lo que hacemos?
En relación a tu segunda pregunta, el “yo” separado que supuestamente tiene control sobre nuestros pensamientos y nuestras acciones, es una entidad imaginaria que no tiene una existencia real. Unos pocos minutos de introspección deberían ser suficientes para convencerte de que este “yo” limitado no controla tus pensamientos porque, si eso fuera cierto, podría elegir convenientemente tener sólo pensamientos felices y bellos. Esto deja abierta la pregunta, “En este caso “¿qué soy yo, porque sé que soy?” La única respuesta satisfactoria a esta pregunta, al menos al …

La espada de diamante

Alguien preguntó a Soen-sa: ¿Cómo puedo entender el Absoluto?
Soen-sa dijo: Tienes que entenderte a ti mismo.
Seung Sahn
En vuestra mente hay una espada de diamante. Si queréis entenderos a vosotros mismos, cogedla y cortad lo bueno y lo malo, lo largo y lo corto, el ir y el venir, lo alto y lo bajo, Dios y Buda. Cortadlo todo.

Tenéis que proceder como si caminarais sobre una capa de hielo muy delgada, concentrándoos completamente en cada uno de vuestros pasos. Si dais un paso en falso, moriréis e iréis al infierno como una flecha.

Atravesando este reino de no-pensamiento, llegáis a la tierra del verdadero vacío. El verdadero vacío es anterior al pensamiento: Esta tierra no tiene palabras ni habla; así que en ella no hay montañas, ni ríos, ni Este, Oeste, Norte o Sur, ni Dios ni Buda.

Pero si os quedáis allí, os apegaréis al vacío y ni siquiera Buda será capaz de salvaros.

Seung Sahn
Tirando cenizas sobre el Buda