Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2010

El placer y el Gozo

La mente equilibrada siempre está serena. No está a favor ni en contra de nada, sólo desea lo que hay. Está serena porque no se opone a nada. Nada se opone a ella, nada la detiene, actúa como la creación, desenvolviendose en el momento, y su acción es veloz y libre.
No está apegada al placer, porque no necesita más de lo que ya tiene. Generalmente el placer es una forma sutil de incomodidad, porque aun mientras disfrutas de la comida o del sexo, por ejemplo, te apegas a tu disfrute, quieres que dure, quieres tener más o tienes miedo de perderlo mientras lo estás disfrutando. ¿La diferencia entre el placer y el gozo? ¡Ahhh ... la distancia de aquí a la Luna, de aquí a otra galaxia! El placer es un intento de llenarte a ti mismo. El gozo es lo que eres.
Byron Katie Mil nombres para el gozo

Con un click

Tú eres el testigo del ir y venir de todos los pensamientos, de todos los sentimientos, los recuerdos, las sensaciones. Aparecen en el espacio de tu Ser. Aparecen y desaparecen. Tú eres el testigo de esto. Entonces quédate contigo.
Mooji


La mente parece que está todo el tiempo poniendo barreras. Pero no hay ningún pensamiento que tenga vida si tú no te interesas por él. Por eso los pensamientos vienen y están buscando tu atención. Si no les das credibilidad pierden su poder porque lo adquieren de ti. ¿Ves esto?
✥ ✥ ✥
No puedes hacer un click y estar libre de la influencia de tu mente. Pero aquí-ahora, a través de la comprensión, puedes ver que tú no eres el que le está hablando a la mente. La mente sólo puede influenciar la idea que tú tienes sobre ti misma, pero no tiene ninguna posibilidad de influencia al Ser. Tu identidad no es lo que tú eres. Esta idea es la que hemos cultivado pero no es tu puro Ser. Tú eres Ser puro. Pero nuestra fascinación por crear una identidad de un modo parti…

No podemos aprender a ser lo que somos

No podemos aprender a ser lo que somos…˜ ni siquiera podemos aprender a ver lo que somos…˜ Sólo debemos ver lo que somos…˜ ¿Cómo?…˜ Viendo exactamente lo que no era con nosotros cuando el nacimiento no era…˜ 
A medida que vemos lo que no era con nosotros cuando el nacimiento no era…˜ tanto más claramente vemos lo que somos…˜ Es una cuestión de desalojo del engaño…˜ Creíamos ser nacidos…˜ y vemos que el nacimiento no era con nosotros…˜ ¡Qué bien y qué claramente nos vemos cuando nos vemos sin nacimiento!…˜ Pero nunca se trata de que aprendamos nada de nosotros mismos…˜ ni de que aprendamos a ver…˜ ni de que aprendamos a ser…˜ ¿Qué puede enseñarnos de nosotros mismos lo que no era con nosotros cuando el nacimiento no era?…˜

Pedro Rodea