Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2010

Una verdad completamente familiar

La Comprensión es totalmente una gracia, es completamente un regalo. David Carse
La Verdad, Quién Eres, lo que "realmente" Es, está siempre aquí. No es algo nuevo que tengas que aprender. Es algo que nos resulta verdadera, completa y totalmente familiar, aun cuando no seamos conscientes de que nos damos cuenta de su realidad. Este es el impacto que produce el reconocimiento cuando este ocurre: una completa familiaridad. Y claro, ¡así ha sido desde siempre! Es incluso más que familiar: esta verdad te resulta de lo más íntimo que pueda existir; es más familiar y más íntima a ti que ninguna cosa que puedas pensar o creer o "saber" de ti mismo. Porque esas cosas que crees que "sabes" de ti son a la postre meras construcciones mentales, creencias, capas añadidas que se hallan fuera de la verdad más íntima de ti mismo, una verdad que estás persuadido de que ignoras. Y sin embargo, sí que la conoces. Regresa. Es tu propio Ser.

David Carse Perfecta Brillante Quietud

A cero metros de uno mismo

Donde no hay ningún tiempo no hay ninguna voluntad, ninguna intención, ninguna elección, ningún lugar, pues todos estos son hijos del tiempo. Paradójicamente, el abandono real a la Voluntad Divina no es solo abandonar la propia voluntad personal de uno, sino toda voluntad, y reposar en la perfección de lo que es. La única vía de acceso a este lugar de no-deseo es prestarle atención, y ver que uno jamás ha estado en ninguna otra parte. Justamente aquí a cero metros de uno mismo, en el punto medio mismo del universo de uno, está el Dios que es la quietud en el corazón de la tormenta.
«Nosotros solíamos orar: Hágase
Tu voluntad, Señor y Dios mío.
¡Y he aquí! Él no tiene ninguna voluntad:
Él es sólo quietud».
Así escribe Angelus Silesius, el Peregrino Querubínico.

LA VÍA DE UN METRO

DOUGLAS E. HARDING

Para leerlo al completo y descargártelo, visita AtivarnAshram

La naturaleza de la mente

Los pensamientos son olas en el océano de la conciencia. En general, nos concentramos en las olas y las consideramos la realidad. Por ello, experimentamos sufrimiento cuando una ola se acaba, o cuando una ola es más grande, o cuando una ola es algo que otra ola no es. En este sufrimiento, se olvida de dónde surgen esas olas, y de qué están compuestas.
La enseñanza de Ramana y Papaji es permitir que los pensamientos se detengan. Aquiétate. Quédate quieto. En la quietud, la inmensidad de lo que es existe antes del pensamiento, antes de la ola, así como después de todo pensamiento, después de todas las olas, y se reconoce en su infinitud.
Sólo nos damos cuenta de nuestras ataduras porque prestamos atención a esos pensamientos que se piensan y se vuelven a pensar, y después se consideran la realidad. Los pensamientos mismos no son sino impulsos eléctricos, ondas, realidad limitada. Sin embargo, estos impulsos eléctricos, estas ondas, esta realidad limitada, no dejan de ser uno con la realid…

El Ego puro

La mente debe ser cortada, raíz y ramas. Vea quién es el pensador, quién es el buscador. Permanezca como el pensador, como el buscador. Todos los pensamientos desaparecerán.

D.: Entonces será el ego —el pensador.

M.: Ese ego es Ego puro, purgado de pensamientos. Es lo mismo que el Sí mismo. Mientras persista la identificación falsa, persistirán las dudas, surgirán las preguntas, y no habrá ningún fin para ellas. Las dudas sólo cesarán cuando se ponga fin al no-sí mismo. Eso resultará en la realización del Sí mismo. Ahí no quedará ningún otro para dudar o preguntar. Todas estas dudas deben disolverse dentro de uno mismo. Ninguna suma de palabras dará satisfacción. Aferre al pensador. Sólo cuando el pensador no es aferrado, los objetos aparecen fuera o las dudas surgen en la mente.

Sri Bhagavan Ramana Maharshi Conversaciones con Bhagavan Sri Ramana Maharshi Puedes recibir por correo estas Conversaciones suscribiéndote en Textos Tradicionales(Por cierto se han cumplido 10 añ…

Déjate encontrar

La experiencia directa es tan simple que resulta fácil pasarla por alto. A lo largo de cualquier vida hay muchas oportunidades de afrontar el miedo. En muchas ocasiones lo reprimimos, lo dramatizamos o nos sentimos perseguidos por él. Cualquier actividad que alimente la creencia de que el miedo es una entidad real, de que te tragará, te destruirá, te volverá loco o te aniquilará, sólo es una historia en torno al miedo.

(...) Si detienes toda huida mental de o hacia algo, si permaneces absolutamente aquietado, entonces la experiencia directa es. En la experiencia directa descubres el vacío de todo fenómeno. Este vacío es conciencia plena, impersonal, y es dicha. La actividad mental es "pensar", lo que Papaji llama "masticar los huesos de la tumba". Deja de masticar esos viejos huesos, de buscar en ellos alguna sustancia. Déjalos a un lado.

El miedo puede volver a surgir. Si lo hace, la oportunidad es aún mayor. Puede parecer que hay capas y capas de emoción negativ…

Todo es ilusión

Pregunta: Si todo es ilusión, ¿es usted mismo una ilusión?

Maharaj: ¡Oh, sí! ¡Yo soy la mayor ilusión! ¡Todo lo que digo de todo corazón y tan francamente, es todo falso! Pero lo falso que el Maestro le dice, puede hacer que usted llegue a ese punto. La dirección de la persona no es real, sólo la persona es real. Cuando usted llega a la casa, agradece por la dirección que se le ha dado; la dirección es verdadera sólo hasta el momento en que usted entra en la casa. Tan pronto como entra, la dirección se desvanece. Las palabras no son nada más que indicadores, no tienen ninguna realidad en sí mismas. Si «yo» permanece, yo soy también una ilusión. No permanezca como «yo». Esa es la comprensión más alta de la filosofía. El santo Tukaram dijo: «Yo he visto mi propia muerte, y lo que he visto, la felicidad que se ha revelado, eso conozco». Primero de todo, usted debe morir. «Usted» quiere decir ilusión.

Por consiguiente, lo que yo digo es falso; pero verdadero, porque hablo para Eso. La direc…