Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2011

Las paradojas intelectuales

¿Qué pasa con la apariencia cuando el percibidor se repliega en sí mismo como el no-manifiesto?
La apariencia se convierte en pura consciencia, lo que ya había sido durante su existencia. ¿Qué le pasa a la ola cuando llega a la playa? Se hace agua, que ya lo era. El problema es que tu pregunta comienza suponiendo una dualidad (la apariencia y lo no-manifiesto) contra la que más tarde tienes que luchar. Vete a la experiencia, al verdadero significado al que llevan las palabras de los sabios, sin enredarte en las paradojas intelectuales creadas por uno mismo:

El ojo a través del que Dios me ve y el ojo a través del que veo a Dios son el mismo ojo”. Eckhart “Donde quiera que caiga el ojo es la cara de Dios” (dicho sufí)  “El vacío es forma y la forma es vacío”.  (Budismo) “Lo que es, nunca deja de ser, lo que es nunca comienza a ser” (Baghavad Gita) Bella verdad. Ahí no hay dualidad.
Afectuosamente, Francis Lucille

Hacia la plenitud

La ausencia de un yo en usted es presencia de Dios.
Jean Klein
La característica de nuestro condicionamiento es que nos consideramos como una entidad autónoma, individual, y así la realidad no puede llegar hasta nosotros. Un concepto es una ficción sin substancia, sin independencia, como un sueño, y en este nivel todo lo que hacemos está dirigido por un yo, es intencional, es un acto parcial. Lo que efectuamos bajo la influencia del «yo» individual nos encierra en un círculo infernal, somos tributarios de las condiciones de este acto y de este pensamiento. (...)
En la esfera de lo conocido, cada cosa está clasificada, catalogada, congelada. Más allá, es un descubrimiento constante, todo apunta hacia la conciencia-testigo y todo está absorbido en ella.

El miedo, la angustia están subordinados a la memoria; la emotividad, la afectividad que ciegan son reflejos de un psiquismo alienado, las ideas, los ideales no son más que huida ante una continua renovación.
La constatación de lo que som…

El hombre es mirada

El hombre es mirada, el resto no es más que carne; mas la mirada verdadera es la de aquel que ve al Amigo; funde tu cuerpo entero en tu mirada; ve hacia la visión, ve hacia la visión, ve hacia la visión Rumi
Toda Belleza es Él, el Creador,
Toda Belleza y bajo todos sus aspectos.
Allá donde brilla la Belleza
ves su Luz.
Claramente visible.
En su Creación, donde aparece Su Belleza.
Abre los ojos y Le verás.
Desde la Belleza te mira,
desde el sol y las estrellas
desde las flores y las hojas
desde muy cerca de ti
en todo momento.
Bhâî Vîr Singh Aprenda a mirar sin imaginación, a escuchar sin distorsión: eso es todo. Deje de atribuir nombres y formas a lo esencialmente sin nombre y sin forma, dése cuenta de que todo modo de percepción es subjetivo, de que lo que se ve o se oye, se toca o se huele, se siente o se piensa, se espera o se imagina, está en la mente y no en la realidad, y usted experimentará paz y liberación del temor.
La sensación de «yo soy» se compone de luz pura y de la sensació…

Mente quieta

13 La más resolutoria forma de meditación es la Comprensión. Es el camino directo que conduce al centro del Ser. Ráphael
24 La forma que observamos y definimos como árbol no reside en el árbol, sino en nuestra mente, que asume la forma-imagen de todo objeto percibido. La conciencia entonces se identifica, dejándose atrapar por ella. Si reeducamos la mente a no asumir formas, conseguimos que se mantenga quieta, homogénea, indiferenciada, y la misma noción del yo-conflictivo desaparece. Ella es, así, semejante al mar, sin olas, sin encrespaduras, sin movimientos; permanece atenta, disponible, sin acumulaciones ni contenidos subconscientes, más allá del gozo-dolor.
Esta mente así vaciada de devenir-esclavitud está finalmente preparada para el último paso de la realización; sólo tiene que aguardar el brote del gran Silencio, sin forzarlo o desearlo (esto implicaría crear nuevas olas-formas conflictivas y las consiguientes identificaciones), simplemente esperándolo, pues ciertamente llegará -…

El deleite

Todo el que haya oído hablar de mí, que se prepare para venir a verme; todo aquél que me desee, que me busque.
Cuando me encuentre -y me encontrará- que no tenga ojos más que para mí.
Shams-i Tabriz 
La realidad nunca es demasiado grande para una mente abierta. Es tan extensa como la vida, no está separada y se mantiene vigilante para ver cualquier cosa nueva e incluirla dentro de su expansión infinita. Incluye todo, un contenedor ilimitado, y no hay nada que la sobrepase, nada que no sea bienvenido, nada que no querría que no podría incluir. 

Existe una perfección más allá de lo que la mente sin cuestionar puede conocer. Puedes contar con ella para llevarte donde sea que necesites estar, cuando sea que necesites estar allí, y siempre en el momento preciso.

Cuando la mente comprende que no es más que el reflejo de la inteligencia innombrable que ha creado todo el universo aparente, se llena de deleite. Se deleita en ser todo, se deleita en no ser nada, se deleita en ser brillantemente be…

La revelación de libertad

Oh día! levántate, los átomos danzan,
las almas gozosas, sin cabeza ni pies, danzan.
A aquél para quien el firmamento y la atmósfera danzan,
al oído le susurraré adónde conduce la danza.
Rumi  Si pones todos tus deseos en este único deseo -el de unión con Dios-, éste te traga totalmente. La libertad es vasta. Es imposible hacer algo con ella.

La imagen que tienes de quien tú eres es aniquilada por la revelación de libertad. Tu ser, como le has imaginado, es revelado como no-existente. Entonces sólo queda Eso.

No creas que tú vas a hacer algo con la libertad. Esa idea es la arrogancia de la mente egocéntrica. Serás envuelto por un abrazo tal, que no quedará ningún pensamiento sobre ti. La libertad no es algo con lo que se pueda “hacer” algo. La idea de “hacer algo con” tiene que ver con todo lo demás. El poder de la mente puede parecer hacer algo con determinada cosa. Sin embargo, en la verdadera realización, todo el poder de la mente es consumido por la fuente de donde ella misma provien…