Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2011

Una taza de té

La plenitud de la acción es equiparable
a la plenitud de la ausencia de quien la realiza. Solamente eso es la acción pura.
Wei Wu Wei
Una vez que hemos atravesado este territorio, que en realidad es atravesar un sueño, podemos habitar la forma: la forma de nuestro propio cuerpo, la forma de la vida misma. La conciencia no retorna a la identificación. El viaje del despertar no es únicamente el viaje de despertar, de estar libre del yo, y de darse cuenta de que la vida tal como la conocíamos antes era un sueño. También es un reentrar, un volver de la cima de la montaña, por así decirlo. (...)


Sorprendentemente, al entrar de nuevo, la vida se vuelve simple y ordinaria. Ya no nos sentimos impulsados a tener momentos extraordinarios, experiencias trascendentes. Sentarse a la mesa por la mañana y tomarse una taza de té es perfectamente adecuado. Experimentamos que tomar una taza de té es una expresión plena de la realidad última. La taza misma es una expresión plena de todo lo que hemos realiza…

Un soltar

«Ver dentro de la Nada, esto es verdadero y eterno ver»
Shen-hui
El origen del yo está en la conciencia unitiva, porque, de no ser así; ¿cómo sería posible presentir lo que no se conoce? El último deseo es el de ser el Ser y, en los momentos de alegría perfecta, de no-deseo, la noción de un yo — como la de cualquier otra cosa— no está presente. Al atribuir muy a menudo el motivo de esta alegría a un objeto fortalecemos cada vez más la convicción, en la cual nos complacemos, de que debemos adquirir este estado, poseerlo, cultivarlo.

Cuando la perspectiva de la verdad se nos muestra, cuando va naciendo el discernimiento, estas ideas inexactas desaparecen; se produce un soltar, ya que el que busca deja de orientar su deseo hacia lo exterior y de hecho no se puede encontrar nada.

La noción del yo se va muriendo, se diluye en su fuente. Esta felicidad vivenciada, no dual, no se fija en el tiempo; la mente sólo puede comprender lo que le es inherente, pero la verdad la trasciende y por lo tanto…

"Pratyabhijñâhrdayam" (La Esencia del reconocimiento del Ser)

Usted siempre ve lo último,
pero imagina que ve una nube o un árbol.
Nisargadatta

La percepción directa por el reconocimiento es conocimiento verdadero. Es una consciencia total que tiene la inmediatez que podría tener un sentimiento, aunque para nada sea esto último; sería una "sensación-intelectiva" o una "inteligencia-sensible" en palabras de San Ireneo. Cuando percibimos algo directamente, la mente no se interpone entre lo que percibe y aquello que es percibido. El acto de percepción no está filtrado por las capas del pensamiento lineal. Por el contrario, el conocimiento es captado todo al mismo tiempo, en un instante que está fuera del tiempo. En el acto de ver directamente, aquello que es visto es absorbido completamente en aquel que ve. El objeto visto y aquel que ve se fusionan en el acto de ver.


Mientras esto no suceda, permanecemos separados de los objetos de nuestra percepción, y los unos de los otros. No conocemos las cosas plenamente. Como resultado de …

La naturaleza de la mente

Nuestro propio pensamiento es nuestro mundo.
Una persona se convierte
en lo que piensa.
Ése es el misterio eterno.
Si la mente mora dentro
del Ser supremo,
disfrutamos de la felicidad eterna.
MAITRI UPÁNISHAD Hay un gran obstáculo que nos impide conocer al Ser y ese obstáculo es la mente. La mente oculta al Ser y nos lo esconde. Nos hace sentir que Dios está lejos y que la felicidad se debe encontrar en el exterior. Sin embargo, la misma mente que nos separa del Ser, también nos ayuda a reunirnos con Él. Por eso los antiguos sabios, que eran verdaderos psicólogos, dedujeron que la mente es la fuente tanto de la esclavitud,como de la liberación; la fuente del dolor y la alegría, nuestro peor enemigo, así como nuestro mejor amigo. Por lo tanto, si hay algo que vale la pena conocer en este mundo, es la mente.


✶ ✶ ✶

¿Cuál es la naturaleza de la mente? La mente no es una sustancia material ni un objeto, sino un latido de la luminosidad del Ser. La mente no es más que una forma contraída de la…

Nada sobrevive al despertar

Todo lo que se pronuncia con palabras es enteramente ilusorio. No hay ninguna duda de esto. E igualmente es también ilusorio todo lo que es imaginado por la volición (sankalpa) o el pensamiento o por la mente.
El Ribhu Gita

Sueño y soñador son un solo acontecer absolutamente cerrado...˜ absolutamente sellado...˜ No hay ninguna posibilidad de mejora...˜ no hay ninguna posibilidad de cambio...˜ no hay ninguna posibilidad de salida...˜ Lo presenciado...˜ sea ello dichoso o penoso...˜ sea ello luminoso o tenebroso...˜ sea ello celestial o infernal...˜ soñador y soñado prosiguen su curso absolutamente imprevisible...˜ absolutamente al margen de toda posibilidad de intervención...˜ porque toda posibilidad de intervención es una intervención que también está siendo soñada...˜ La única intervención real...˜ es el despertar...˜ y el despertar es el fin del soñador y de su sueño...˜


Nada sobrevive al despertar...˜ Despertar es el destino...˜ Yo tengo ahora la absoluta certeza de que este mundo jam…