Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2011

La larga aventura

Primero queremos conocer verdades, coleccionarlas. Después anhelamos comprender la verdad profunda que subyace en todas las verdades. Y la buscamos. Pero llega un momento en que empezamos a ver la verdad. Y cuando la vemos es tan sorprendente que nos involucra en su realidad, hasta el punto de acabar por ser la verdad misma. A partir de ahí no buscamos ya, ¿Qué más podríamos buscar? Lo más bello es descubrir que siempre fuimos verdad. Después de esa larga aventura en la búsqueda, por fin soy lo que siempre fui.

Consuelo Martín 
No contemplo ni el pasado ni el futuro: mi atención está constantemente dirigida hacia el presente.
Hago lo que hay que hacer en cada momento sin pensar en los resultados de mi acción.
Sin calcular lo que es o lo que no es, lo deseable o lo indeseable, permanezco en el ser y soy feliz, sano, libre de toda angustia y de toda preocupación.
Mi estado es el fruto de la contemplación del momento de la unión del prana y el apana, que es el momento en el que s…

La prisión del sueño

Debes despertarte tú mismo. Si no lo haces, permanecerás prisionero de tus sueños.
Angelus Silesius Cuando la dormición acontece...˜ instantáneamente aparece este presenciador y su mundo...˜ Todas las espiritualidades me dicen que el gozo está al final...˜ Los sabios me dicen que el despertar es la restitución de mi verdadera naturaleza original...˜ Yo me pregunto...˜ mi verdadera naturaleza original...˜ ¿cuándo me está siendo substraída...?˜ ¿quién va a venir a restituírmela...?˜ Yo no estoy interesado en lo que viene cuando la dormición acaba...˜ Lo que yo soy antes de que ella acontezca...˜ esa es la verdad que me interesa...˜


Pedro Rodea
El libro del despertar o si teneis que llamarme, llamadme nadie.

El único experimentador

El Sí mismo es el ojo del ojo. Shri Sadguru Siddharameshwar Maharaj

Enseñanza 27 - El Sí mismo es el único experimentador


En el mundo, no hay nada más que el sí mismo, "Yo soy" la única entidad. El Sí mismo en todos es uno. Lo mismo que el agua que se tiene en un contenedor continúa siendo agua y no es nada más que agua independientemente de la forma del contenedor, así es con el Sí mismo. Independientemente de la forma del cuerpo en que reside, el Sí mismo continúa siendo el Sí mismo, y nada más que el Sí mismo.


Los cuerpos de todos los seres vivos están hechos de los cinco elementos, y después de la muerte, todos los cuerpos vuelven al polvo. Cuando el cuerpo muere, se mezcla con el polvo, hasta que la última partícula sutil es finalmente aventada por el viento mostrando así que incluso este polvo transitorio no es verdadero. Sin embargo, todos los objetos están llenos de vida-energía.


Para decir algo, la mente es el Sí mismo, pero la mente es solo consciencia. la mente es simi…