Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de junio, 2012

Más allá de todo concepto

Hay que correr el riesgo de exponerse…˜ pues el ego vive de ocultación. Pedro Rodea
¡Oh, mente mía!, tú te solazas en ideas vanas como "yo" y "mío".
Sankara
Enseñanza 3.– «Cuando el conocimiento objetivo acaba, el veedor no sobrevive como veedor. En ese momento, el orgullo de “yo” (ego) se disuelve» (Dasbodh, Capítulo 6, Sección 10, Verso 16).

El veedor permanece sólo mientras los objetos son vistos como reales. El ego es conceptual, y también lo es el veedor. Si llamáis a esta ciudad «Bombay», entonces aparece como Bombay; si la llamáis tierra, aparecerá como tierra. Todo depende del concepto del veedor. Si llamáis a una cosa «carne», es percibida como carne; si la llamáis madera, es percibida como madera. Si llamáis a todo Brahman, entonces todo es percibido como Brahman. Si lo llamáis mundo, es percibido como el mundo. La percepción de los objetos depende del concepto del veedor. Pero el Brahman es más allá de todo concepto. No puede ser capturado por ningún concept…

El vacío permanece inalterable

Yo soy un sabio no nacido. Nisargadatta
La mente es como el vacío, en que no hay confusión ni maldad en ella. Así cuando el Sol pasa rodando e ilumina toda la tierra, el vacío, no gana en brillantez y cuando el sol se pone, el vacío no se oscurece. Los fenómenos de la luminosidad y de la oscuridad se alternan uno con otro, pero el vacío permanece inalterable. Tal sucede con la Mente del Buda y de los seres sencientes. Si se considera al Buda como presentando una apariencia pura, esplendorosa o iluminada, o si, por otra parte, se considera a los seres sencientes como de apariencia impura, tenebrosa y de aspecto mortal, concepciones todas que resultan del apego a las formas y que os mantendrán alejados del conocimiento supremo tantos eones como arenas hay en el Ganges. Solo hay la Mente Única y ni una partícula de otra cosa alguna que asir pues que esta Mente es el Buda. Si vosotros, los estudiantes del sendero, no despertáis y os percatáis de la sustancia de esta Mente, nublareis la Me…

Soy la luz del Sol del significado

Ven, Ven, Ven, Vuelve una vez más. Si eres Cristiano, Judío, Musulmán o incluso Ateo. Nuestro lugar no es un sitio para la desesperanza. Aunque seas cien veces perjuro, vuelve otra vez, Ven, Ven, Ven Rumi
Rumi se estaba preparando para dejar la casa de este mundo.
Ese día Sheij Sadr al-Din Konavi llegó a visitar a Rumi con sus derviches más prominentes. Mostró gran respeto a Rumi. Lo sentía mucho, y expresando sus deseos señaló: «¡Qué Dios te cure pronto! ¡Que esta enfermedad sea la causa para que tu nivel en el Más Allá aumente! Si Dios quiere, tendrás pronto buena salud. Rumi es el espíritu de los mundos. Merece estar sano». Rumi contestó: «Después de esto, que Dios te cure. Entre el enamorado y el Amado queda sólo una camisa con un revestimiento muy fino. ¿No quieres que la luz sagrada se reúna con la luz sagrada?» y empezó a recitar esta oda:
¿Cómo sabrías qué clase de compañía majestuosa albergo dentro de mí? No mires a mi pálida cara, poseo fuertes pies de hierro. He girado mi rostro comp…

Como el espacio infinito

El Ser ni se conquista ni se obtiene. 
Tripurā Rahasya


Los cuerpos individuales, sus sentidos, mentes, y todo lo demás, son como las visiones de un sueño; todo ello es proyectado por mí. El control de la propia mente deja todas las otras mentes como están. ¿Para qué quiero entonces controlar mi mente? Las mentes, controladas o fuera de control, sólo existen para mi propio ojo mental. Incluso si todas las mentes son controladas, la mía sigue siendo libre. Mi mente es como el espacio infinito, receptáculo de todas las cosas. ¿Qué podría controlar y cómo? ¿Cómo podría intentar provocar el Samādhi cuando ya estoy en la perfección de la dicha? Pues el Sí Mismo es Conciencia y Dicha pura y perfecta como el espacio infinito. Mi propia luz manifiesta distintas actividades por doquier, sin dejar de ser más que mi propia manifestación. ¿Qué importa si uno ha de manifestarse como acción o inacción? ¿Qué pérdida o ganancia hay en ello? ¿Y qué le importa al ya perfecto Sí mismo entrar o no en Nirvik…