Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2012

“Ven al hogar”

"Ningún copo de nieve cae en el lugar equivocado" - Proverbio Zen
Antes de que esta gran aventura hubiera comenzado —aunque nunca en realidad comenzó y nunca terminará— nosotros somos Ser puro, manteniendo una reunión de grupo y decididos a jugar un juego de manifestación, que incluye la idea de separación. Decidimos dividirnos en pequeños pedazos y pretender ser seres separados sin contacto alguno con nuestra fuente. Sin embargo, también decidimos que en algún momento en la aventura queríamos regresar a casa. ¿Cómo hacer esto? Así que decidimos que todo lo que se manifieste ofrecería una invitación para regresar. Esto significa que todo lo que están buscando en este momento es la fuente de todo lo que es. Lo que sea que es, la pared, un piano, o una silla, todo llega de la fuente, el Absoluto, que es amor incondicional. Todos y cada uno es el Uno, jugando el juego de la separación y pretendiendo ser dos.
Todo lo manifestado llega de la fuente de luz y amor. Por lo tanto siemp…

La fuerza vital

El milagro no es caminar sobre el agua.
El milagro es caminar sobre la hierba verde en este instante,
apreciar la paz y la belleza que están disponibles ahora.
Thich Nhat Hanh
Esta fuerza universal, expresión de «yo soy», se manifiesta en una multitud de nacimientos y de muertes. Usted la considera como una sola entidad, como «yo he nacido y voy a morir». Ahí está su error. Esta fuerza vital toma nacimiento en formas innumerables y cada una de estas formas contiene también su propia muerte.
Éste es el gran juego de la fuerza vital, pero usted no quiere considerar más que un elemento aislado. Usted se dice «yo he nacido y, por consiguiente, moriré y renaceré de nuevo». Usted forma estos conceptos como individuo, pero usted es inseparable del conjunto de esta fuerza en movimiento.
La tierra vive bajo múltiples formas. Considere las diferentes vegetaciones, plantas, hierbas, flores, árboles. Reflexione sobre cuántos nacimientos y muertes supone toda esta vegetación. Y el agua forma parte de el…

La expansión del corazón

El fin de la práctica espiritual es la supresión de la ignorancia y no la adquisición de la Realidad, La Realización siempre ha existido, aquí mismo, en este mismo momento. Ramana Maharshi 
PERSPECTIVA LLAMADA DE LA EXPANSION DEL CORAZONToda perfección permanece potencialmente en el vacío del no-manifestado. De ahí, que por la unión mística, el hombre se convierta en el receptáculo y en el lugar de manifestación de las cualidades Divinas.
Cuanto más permanezcas interiormente fundido en el Ser Transcendente, más abundará el amor en ti. Es una oleada ininterrumpida de amor que se vierte en ti y que se desparrama por la creación. 
Aprende a abrir las puertas de tu corazón: mira atentamente a un hombre, guardando el espíritu vacío y receptivo. Sin juzgar o reaccionar mentalmente. Y lograrás una profunda comprensión de su personalidad. Y en la comprensión, la percepción de lo que es bello, y también la compasión por aquello que es negativo. Con la comprensión el amor. Reforma tu forma de mira…

Ahora

Ahora toda mi vida es esto, mantenerme sin trabas. El viento posee los campos por donde yo paseo, y ni yo poseo nada ni nada me posee a mí, e incluso nadie se olvidará de mí porque nadie me descubrirá nunca. Thomas Merton
La mejor universidad de la vida es la cotidianidad; el día a día es el mayor maestro que existe. No necesitas el título de ingeniero, filósofo, médico ni abogado para ser mejor; no necesitas ser nada de ello. Basta que reacciones ante el suceso que está aconteciendo en este instante en que te encuentras presencial; tan sólo eso. Es necesario impedir que la mente, que el prana, que el cuerpo y los sentidos reaccionen ante algo que no existe. Sin embargo, en el género humano la reacción suele ser desafortunadamente al revés, es decir, se vive en el pasado. Siempre estás reaccionando ante lo que no existe; debido a esa manera errónea de reacción, enfermas el cuerpo, agobiándolo con tensión psicológica y energética que no existen más que en la imaginaria mente del percept…