Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2012

Sólo hay dos pasos que dar

I: ¿Por qué es tan difícil darse cuenta de nuestro Ser verdadero?.

P: Simplemente porque uno no se percibe interiormente. Lo que tú llamas tu mundo interior no es más que la acción de la mente: pensamientos, imaginación, recuerdos, emociones, etc… Ese mundo interior tuyo no es real. Necesitas percibirte como el Testigo mudo de todo este movimiento; sin juzgar lo que ves como bueno o malo, agrabable o desagradable. Este Testigo ya está, ¡créeme! solo que tiene una forma de estar ahí errónea, ese Testigo es lo que buscas, eres tu misma, pero tienes que darte cuenta de que lo que ves no forma parte de tu identidad verdadera. ¡Ahí reside verdaderamente la dificultad!. La confusión se levanta como un muro mental al cual deberías derruir a base de percibirte constantemente, en cada momento, como el mudo Testigo. La identidad del Yo Soy se elimina con un acto puro de comprensión.

I: Sigue siendo difícil de entender.

P: Es porque no escuchas de la manera correcta. Mis palabras son eclipsadas por…

La danza de Dios

Cuando entre en el fondo, en la base, en el río y en la fuente de la divinidad, nadie me preguntará de dónde vengo o dónde he estado. Allí nadie me ha echado de menos" Eckhart, sermón 26
Si un bailarín termina un paso para dar uno nuevo, esto no significa el fin de la danza. Es la continuidad de la danza, de un paso nuevo de la danza. Dios baila su creación. También nosotros somos bailarines y danza y un paso individual, único, inconfundible de la danza de Dios. Cuando un violinista toca el siguiente sonido, no supone el fin de la melodía, sino la continuidad de la música. Dios resurge en el árbol como árbol, en el ser humano como ser humano y en la galaxia como galaxia. En el ocaso es el ocaso. Y, de esta forma, el ocaso es en realidad el alba, es la realización de Dios, es la evolución de Dios.
Nacer y morir son la estructura de Dios. La muerte no existe, únicamente el alumbramiento de sí mismo por parte de Dios en el ir y venir. Y la extinción reviste la misma importancia que el…

Una comunidad del espíritu

Tú!
siempre atravesando el mundo buscando...dime: ¿Qué beneficio ha llegado de ello?Eso que estás buscando está contigo; y tu buscas en otros lugares.         'Ayn al-Qozat
Existe una comunidad del espíritu, únete a ella y siente el deleite de caminar por la algarabía.
Bébete toda tu pasión y sé la deshonra.
Cierra los ojos para ver con el otro ojo.
Abre las manos si quieres que te abracen.
Siéntate en este círculo.
Deja de comportarte como un lobo y siente como te inunda el amor del pastor.
De noche, tu amado deambula.
No aceptes consuelos.
Cierra la boca a todo alimento.
Saborea la boca del amante en la tuya.
Vas gimiendo y diciendo: “me ha dejado”.
Vendrán veinte más.
Vacíate de preocupaciones. Existe
¡Piensa en quién creó el pensamiento!
¿Por qué permaneces en la cárcel cuando la puerta está abierta de par en par?
Deshazte de la maraña de pensamientos temerosos.
Vive en silencio.
Fluye y fluye en ondas de existencia en constante expansión.
Rumi

Ley inexorable

No imagine que se trata de un usted individual, no hay más que el
juego de la consciencia universal.  Nisargadatta
Usted puede pasarse una eternidad buscando por todas partes la verdad y el amor, la inteligencia y la buena voluntad, implorando a Dios y al hombre —todo en vano. Usted debe comenzar en usted mismo, con usted mismo —ésta es la ley inexorable. Usted no puede cambiar la imagen sin cambiar el rostro. Primero dése usted cuenta de que su mundo es solo un reflejo de usted mismo y deje usted de encontrar faltas en el reflejo. Préstese atención a usted mismo, póngase a usted mismo en orden —mental y emocionalmente. Lo físico lo seguirá automáticamente. Usted habla mucho de reformas: económica, social, política. Deje en paz las reformas y ocúpese del reformador. ¿Qué tipo de mundo puede crear un hombre que es estúpido, codicioso, desalmado?
Nisargadatta

Sueño Lúcido

"... soñé que una mujer y yo estábamos sentados frente a Sri Ramana Maharshi. Sé que con nosotros había mucha más gente, pero no llegué a verlos. La mujer estaba explicando la práctica de la indagación sobre uno mismo, un trabajo en el que uno se pregunta "¿Quién soy yo?", tratando de descubrir el origen mismo de la conciencia y experimentar el Testigo Puro y omnipresente. Pero, por alguna razón que se me escapa, la mujer estaba explicándolo mal, ya que lo presentaba como el resultado de un esfuerzo por ser consciente. Entonces miré a Ramana y subrayé que "uno no tiene que hacer el menor esfuerzo, que uno simplemente debe cobrar conciencia de lo que ya es y de que esa conciencia -tal y como es- es el Testigo. No existe, por tanto, la necesidad de hacer esfuerzo alguno. Entonces Ramana sonrió y, por un instante, mi mente se fundió con la suya y, en ese mismo instante, entré en el sueño lúcido, un flujo de conciencia y una conciencia constante que ha permanecido conm…