Ir al contenido principal

La Técnica del Vichara

Fuente: Our beautiful World & Universe


"Alza tu cabeza. No mires hacia abajo al agitado y tormentoso mar de la vida transitoria. Si lo haces te hundirás en sus fangosas olas. Fija tu mirada en lo elevado hasta que veas la Realidad Espléndida"
Ramana Maharshi citado por Mouni Sadhu



Las cosas más simples son también a veces las más difíciles de conseguir. Cuando tratamos de dar el portazo a todos los caprichos y fantasías de nuestra inquieta mente, y de concentrarnos en el motivo elegido para un propósito definido, la mente se resiste desesperadamente al control.
Hallad quien es el creador de los pensamientos, nos decía el Gran Rishi, porque esta es la verdadera realización.
Comencé a trabajar con el Vichara durante años antes de conocer a Maharshi, y el método de acuerdo a sus enseñanzas es como sigue:

Sumergirse en meditación, haciendo una impresión clara en la mente exterior de que el Yo real no puede ser nada transitorio como el cuerpo, las emociones o la mente. Cuando este hecho esta firmemente establecido en la conciencia sin duda alguna, tratar de llenar todo momento con la pregunta "¿Quien soy yo?". Cuando cualquier otro pensamiento entra en la mente, se le aplasta con el Vichara. Cuanto más determinda sea la perseverancia mejor será el resultado. Conforme se sustituye cada pensamiento que se aproxima por el mágico Vichara los periodos de calma absoluta devienen cada vez más largos.

Donde quiera que estuviese, el Vichara estaba conmigo: caminando por la calle, sentado en el autobús o el tren y siempre que mi mente no estuviera ocupada en alguna actividad necesaria. Aprendí a llenar todo momento con el Vichara, excepto los de habla o de ocupación mental obligada, con el tiempo la mente había aprendido a recordar el Vichara de modo automático. Entonces los resultados fueron la paz de la mente, y el poder de usarla a voluntad como una fuerza aparte del yo individual.

El hombre corriente cree, en su ignorancia, que su cuerpo, emociones y mente, constituyen él mismo. El discípulo entrenado por un maestro supera esta falsedad y éste es el punto de inflexión en su desarrollo espiritual, siendo un "si ne qua non" para su progreso en el Sendero.

El aspecto espiritual del Vichara también es claro. Al usarlo estáis buscando vuestra herencia legítima, apuntando directamente a la fuente de la vida.

Maharshi revela, y el discípulo realiza que la vida eterna no es otra cosa que la conciencia ininterrumpida. Alcanzar este estado significa alcanzar la inmortalidad del espíritu, de la realidad. Tal es la meta y el objetivo último. No hay otra cosa. Meditad acerca de esto, y la verdad se volverá clara incluso para la mente exterior.

Tal es el cielo prometido al justo y al santo, como nos dijo Cristo. Para ellos ya no existe la muerte. ¡Cuan claras resultaban ahora las palabras de este otro gran instructor de la humanidad!.

Cuando nuestra conciencia alcanza el reino supramental, el reino del ser-espíritu eterno es inmutable, la realidad inmutable, entonces la muerte es simplemente transcendida y ya no existe nunca más. Ahora puedo comprender la verdad de las afirmaciones del Gran Rishi cuando niega la reencarnación. Desde este punto de vista tanto la muerte como la reencarnación son solo ilusiones y no afectan al Ser real, igual que nuestro cuerpo no es afectado por un cambio de traje.

Nota aclaratoria:

Se ha expuesto el método siendo fiel a la traducción realizada en el presente libro, si bien, a lo largo de los años se han levantado voces acerca del error al traducir la palabra del Tamil "inquirir", ya que también significa autoatención, (atención a la sensación de Ser, de presencia). El motivo es que muchos buscadores han encontrado que tras establecerse en la idea, no soy el cuerpo, tampoco la mente, al ser éstos objetivados no cabe posibilidad, ni tiene sentido volver a la esfera de la mente para formularse pregunta alguna.
Que cada cual, de acuerdo a su propia experiencia, vea qué modo es más conveniente.

Mouni Sadhu
En Días de Gran Paz
Fuente: del Blog Días de Gran Paz de Tina Aviló (incluida la nota aclaratoria y la cita del principio)

Entradas populares de este blog

Asatoma sad gamaya

asatomä sadgamaya
tamasomä jyortigamaya
mrtyormä amrtamgamaya

Condúcenos de lo asat a lo sat
Condúcenos de la oscuridad a la luz
Condúcenos de la muerte a la inmortalidad

(Brihadaranyaka Upanishad - I.iii.28)
Esta es la verdadera oración: el reconocimiento por parte del buscador de su limitación y su sentido grito de ayuda en el camino a la transcendencia. No es una oración por las cosas del mundo. No es una oración para pedir comida, cobijo, salud, compañía, riquezas, éxito, fama, gloria o incluso el cielo. Quien recita estos tres mantras se ha dado cuenta de que esas cosas son inconsistentes, están empapadas de dolor y, aunque las reciba en abundancia, le dejarán eternamente insatisfecho. Cuando comprende esto plenamente es cuando recita esta oración. La esencia de cada uno de los tres mantras es la misma: "Oh, Gurú, ayúdame a liberarme de mi errónea comprensión de mi mismo, del universo y de Dios y bendíceme con el verdadero conocimiento". Es en este espíritu en el que gen…

Olvida las palabras

Disfruta la maravilla de la inmediatez de la vida y ámala. Olvida las palabras. Las cualidades únicas de cada momento de vida nunca se repiten. El Ser infinito es tu verdadera identidad. Deja las limitaciones del lenguaje por un momento, frecuentemente. Una calidez en el ser resuena. La inteligencia pone este planeta a la distancia exacta del sol. La consciencia no es un accidente fortuito. Sé consciente de esta consciencia y la inteligencia pura se abrirá.

Gilbert Schultz

Fuente:
Facebook Gilbert Schultz en español