La luz lo es todo

Noche en la sabana con la Luna, Venus y Mercurio 

Copyright: Lorand Fenyes



Desde adentro o desde atrás
una luz brilla a través nuestro sobre las cosas
y nos hace conscientes de que no somos nada
y de que la luz lo es todo.
R.W.Emerson

Si lo necesitas, puedes pensar que las cosas las hace la Conciencia a través de los instrumentos llamados organismos cuerpo/mente. Pero finalmente eso no es más que una proyección donde la "Conciencia" es un ser, una entidad que hace las cosas y que se asemeja a "Dios". A menudo se dice que quien hace o piensa o experimenta es la Conciencia, o la presencia, o el Amor, o el Amado. Puede que hablar así resulte reconfortante o inspirador, pero no es más que un modo poético de emplear el lenguaje y los conceptos. En última instancia, se cae toda idea de hacedor alguno.

Finalmente, no hay hacedor y tampoco cosa alguna hecha, solo hay haciendo. No hay experimentador ni hay experiencia, solo hay experimentando. Y eso es lo que la Conciencia es: la Conciencia no hace nada; la Conciencia es todo. Todo es total y absolutamente impersonal, tanto en el sentido de que no hay ninguna persona aquí que sea "yo" como en el sentido de que no hay ninguna persona divina en absoluto.

Esta es la esencia de la no-dualidad: Solo hay Todo Lo Que Es. Y Eso es lo que Yo Soy. No hay ninguna otra cosa, ni un "yo" aquí ni un "dios" en alguna otra parte. Todo es Yo.

Escucha ahora a Wei Wu Wei:

Todo dicho y hecho:
Todo es Yo
y yo soy nada.
Todo fenómeno es una manifestación objetiva.
Lo que yo soy objetivamente es la totalidad de la manifestación fenoménica.
Lo que yo soy subjetivamente es todo lo que todos los fenómenos son.
No hay nada personal en lugar alguno ni en ningún nivel.
La noción personal no es inherente
¡pero constituye todo el problema!

David Carse
Perfecta Brillante Quietud
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...