El Silencio


La experiencia de nuestra propia Existencia, que es la Suprema Realidad, Jñana Mismo, brilla como el Silencio y es el Verdadero Sí mismo detrás de la ficticia primera persona «yo». Que ese Supremo Sí mismo Absoluto, [conocido como] los Pies, sea sobre nuestras cabezas.
Guru Vachaka Kovai

¡Tan sólo prestar atención al silencio, escuchar el silencio! Hasta que seamos capaces de trabajar en el silencio, de hablar de él, hasta que la paz se haya convertido en ese fondo en el cual se muestra todo. Andar en el silencio, trabajar en el silencio, esperar en el silencio, en la parada del autobús, en la cola de la compra, en el médico, en medio del ruido del tráfico. El silencio cura. Es el único medio realmente eficaz contra el estrés. El sosiego hace algo con nosotros. Hay energías insospechadas en el sosiego, energías que ordenan, curan y armonizan. ¿Acaso no sabemos ya por la astrofísica que los espacios vacíos del universo contienen las energías más poderosas? … El silencio puede convertirse en oración. Ofrecer a Dios el silencio. El silencio une, también une con Dios, mucho más que las palabras. ¿Qué respondió el cura de Ars cuando se le preguntó qué hacía tanto tiempo en la iglesia? “Él me mira y yo le miro”. Mirar una flor sin querer ver nada en concreto. Pura apertura. Mirar una flor sin dividirla en color y forma. Percibir un árbol tal cual es, a una persona como es, sin valoraciones, sin juicios, sin querer clasificarla dentro de nuestros patrones de pensamientos. Entonces el mundo se revela nuevamente, recibe un color nuevo…

Partida hacia un País Nuevo
Willigis Jäger
(Fuente: El Silencio de las Caracolas)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...