El hombre pobre


"... a causa de esta pobreza el hombre redescubre lo que ha sido eternamente y lo que seguirá siendo por siempre jamás. Aquí Dios es uno con el espíritu y ésta es la suprema pobreza que se puede hallar."
Sermón sobre el hombre pobre
MAESTRO ECKHART
Pregunta: Estimado Francis, después de algunos años de búsqueda de mi verdadera naturaleza, a comienzos de Septiembre tuve un vislumbre muy claro de lo que soy. De repente estaba claro que soy la consciencia, soy la presencia-conocedora. Antes de esta realización estaba convencido de ser la presencia-conocedora pero estaba todavía esperando algún tipo de confirmación. ¡Estaba esperando “percibir” esta presencia-conocedora que soy para asegurarme de ser eso! De repente estaba claro lo que ahora suena realmente obvio: No puedo percibir la presencia conocedora que soy porque YO SOY ESO. Todo lo que pueda percibir no puede ser la presencia-conocedora que soy. Así que ahora el sentimiento es que soy la presencia en la que todo está presente. Soy la no-cosa en la que surgen todas las cosas. La búsqueda de mi verdadera naturaleza se ha reducido dramáticamente, porque ahora está claro que yo soy aquello en lo que la búsqueda misma tiene lugar, pero todavía hay el sentimiento de que falta algo. Todavía hay un sentido de separación entre lo que soy (presencia-conocedora) y lo que es percibido por lo que soy. Soy la no-cosa percibiendo todas las cosas, pero no hay el sentimiento de que soy todas las cosas. Apreciaría mucho tu punto de vista sobre esta situación. ¿Qué tiene que suceder para que la presencia-conocedora que soy se reconozca a sí misma como todo? ¡Muchas gracias! Marco.


Estimado Marco,

Has dado un primer paso muy importante al descubrir que no puedes percibir como un objeto la presencia que eres. Sin embargo esto no quiere decir que no la puedas conocer o experimentar en absoluto. De hecho, ya tienes alguna experiencia de ella, ya que “sabes” de alguna manera que eres consciencia.

El siguiente paso es ver claramente que dado que todo lo que conoces o podrás llegar a conocer surge en esta presencia y sólo en esta presencia, no hay y nunca habrá ninguna prueba, a ningún nivel, de que esta presencia es limitada en alguna forma o modalidad. Cuando esta comprensión es completa (puede llevar algún tiempo para que afecte a todo el sistema de creencias e infiltre todas las células de tu cuerpo) te encontrarás en un estado de absoluto no saber lo que eres, no sabiendo si eres un ser humano o un ser universal, una consciencia finita o infinita, un ignorante o un sabio.

Estarás completamente abierto a todos los niveles, a todas las posibilidades, inocente y vacío de todo conocimiento. Serás el “hombre pobre” de Meister Eckhart, sin saber nada, sin poseer nada, sin querer nada.

En un instante, un único destello de eternidad, tu verdadero amor se reconocerá a sí mismo, en este vacío, en esta Presencia.

Este será el final de tu sentido de carencia, de tu sufrimiento, y descubrirás que tu sufrimiento era sólo la figura dulce de la Gracia mostrándote el camino del Reino

Con afecto,
Francis Lucille

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...