El vacío permanece inalterable



Yo soy un sabio no nacido.
Nisargadatta

La mente es como el vacío, en que no hay confusión ni maldad en ella. Así cuando el Sol pasa rodando e ilumina toda la tierra, el vacío, no gana en brillantez y cuando el sol se pone, el vacío no se oscurece. Los fenómenos de la luminosidad y de la oscuridad se alternan uno con otro, pero el vacío permanece inalterable. Tal sucede con la Mente del Buda y de los seres sencientes. Si se considera al Buda como presentando una apariencia pura, esplendorosa o iluminada, o si, por otra parte, se considera a los seres sencientes como de apariencia impura, tenebrosa y de aspecto mortal, concepciones todas que resultan del apego a las formas y que os mantendrán alejados del conocimiento supremo tantos eones como arenas hay en el Ganges. Solo hay la Mente Única y ni una partícula de otra cosa alguna que asir pues que esta Mente es el Buda. Si vosotros, los estudiantes del sendero, no despertáis y os percatáis de la sustancia de esta Mente, nublareis la Mente con el pensamiento conceptual, buscareis al Buda fuera de vosotros y permaneceréis apegados a las formas, a las practicas piadosas y a las demás distracciones que son altamente perjudiciales, puesto que no conducen al conocimiento supremo.

Enseñanzas Zen de
HUANG- PO
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...