Sueño Lúcido


"... soñé que una mujer y yo estábamos sentados frente a Sri Ramana Maharshi. Sé que con nosotros había mucha más gente, pero no llegué a verlos. La mujer estaba explicando la práctica de la indagación sobre uno mismo, un trabajo en el que uno se pregunta "¿Quién soy yo?", tratando de descubrir el origen mismo de la conciencia y experimentar el Testigo Puro y omnipresente. Pero, por alguna razón que se me escapa, la mujer estaba explicándolo mal, ya que lo presentaba como el resultado de un esfuerzo por ser consciente. Entonces miré a Ramana y subrayé que "uno no tiene que hacer el menor esfuerzo, que uno simplemente debe cobrar conciencia de lo que ya es y de que esa conciencia -tal y como es- es el Testigo. No existe, por tanto, la necesidad de hacer esfuerzo alguno. Entonces Ramana sonrió y, por un instante, mi mente se fundió con la suya y, en ese mismo instante, entré en el sueño lúcido, un flujo de conciencia y una conciencia constante que ha permanecido conmigo durante varios días y varias noches en un estado que, con sus altibajos, me acompaña desde hace varios años.

Se trata de un estado realmente fascinante, de la Vacuidad pura, ilimitada, radiante, libre e inmensa, un estado radicalmente incalificable que se encuentra más allá de la luz y de la beatitud. Ramana denominó Yo-Yo a este testigo profundo (o conciencia constante), porque es consciente del pequeño ego o yo separado. Ken Wilber no es más que una manifestación ordinaria del Yo-Yo, que no es Ken sino la Totalidad. Ken nació y morirá pero el Yo-Yo nunca entró en la corriente del tiempo. El Yo-Yo es el gran No nacido, el misterioso Inmortal y la totalidad del Kosmos existe como la simple sensación de mi propio Ser. Y ésa es una afirmación que puede hacer cualquier ser sensible del universo mientras existe como el gran Yo-Yo (que nada tienen que ver, por otra parte, con el pequeño yo).

Ken Wilber
Diario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...