Una receta para esta Navidad: La Atención

¡Oh Arunachala! Habiendo escudriñado con esa mente pura
que está vuelta hacia «yo» (ahamukham)
«¿Dónde surge este “yo”?» y habiendo conocido claramente con ello
la forma (la naturaleza real) de «yo»,
uno cesa de existir sumergiéndose en ti como un río que se funde
y pierde su forma en el océano.
Sabe esto.

Sri Arunachala Pancharatnam



Normalmente los sabios del Vedanta Advaita no dan "recetas" de cómo llegar al "Uno sin segundo"; cuando alguien pregunta el cómo a veces la respuesta es ¿Quién pregunta?, otras veces la respuesta podría ser: llegar? llegar, adónde?, porque no pueden haber recetas para llegar a lo que ya somos; Maharaj decía "Sólo sé"; Balsekar dice "Haz tu vida, no tienes que hacer nada especial, lo que sea que tenga que suceder sucederá"; o Sri Ramana nos diría ¿Quién soy yo? (¿Nan Yar?), escruta tu conciencia para saber. Lo que todos ellos hacen es reconducirnos a nuestro propio yo, que seamos nosotros quienes hagamos el trabajo de hacernos conscientes; una receta sólo implica quedarnos atrapados en la mera repetición, en adorar la receta, en creer que la receta es Dios, en levantar templos a la receta y claro, ya sabemos, el mapa no es el territorio, hasta Sri Ramana lo dejó bien claro con respecto al ¿Nan Yar?, es sólo una espina que quita otra espina, pero al final ¡tira las dos, por favor!.

Valga este pequeño texto de Michael James como mi felicitación de Navidad para todos los que leeis este blog, como una espina que quitará otra, como una receta que no es receta, y también como un regalo compensando el enorme regalo que me haceis vosotros con vuestros comentarios y apoyo. Sólo: gracias!

Z.



De hecho, nuestra mente no es nada sino nuestro poder de atención. Cuando nosotros dirigimos nuestro poder de atención hacia los pensamientos y objetos, que imaginamos ser otros que nosotros mismos, surgimos como nuestra mente, dejando nuestro estado natural de mero ser. Pero cuando en lugar de ello dirigimos nuestro poder de atención hacia nosotros mismos, volvemos a nuestro estado natural de mero ser, y mientras mantenemos nuestra atención fijada en nosotros mismos, sin permitirle desviarse hacia nada más, permanecemos como nuestro mero ser —es decir, como nuestro propio sí mismo esencial. En otras palabras, nuestra atención mirando hacia fuera es nuestra mente, mientras que nuestra atención mirando hacia dentro o hacia «yo», es nuestro sí mismo real —nuestro propio ser auto-consciente simple y esencial.

Michael James

Michael James conoció las enseñanzas espirituales de Bhagavan Sri Ramana en 1976 mientras viajaba alrededor de la India buscando algo que diera un significado y propósito a su vida. Lo poco que escuchó al principio, acerca de la vida y enseñanzas de Sri Ramana, despertaron su interés, así que Michael decidió visitar Tiruvannamalai (la ciudad al sur de la India donde Él vivió durante cincuenta y cuatro años) para aprender más, y donde terminó viviendo los veinte años siguientes...
Para saber más de este autor http://www.ativarnashram.com/biblioteca.htm
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...